TIED - Tecnología Instruccional y Educación a Distancia

¿Qué es educación a distancia?
Aunque ahora es cuando más estamos escuchando de la educación a distancia, su trayectoria es muy larga y variada. En Puerto Rico, desde el año 1936, este tipo de aprendizaje se registró a través de la radio con el primer programa de la Escuela del Aire del Departamento de Instrucción Pública. En el 1949, después de la segunda guerra mundial, se inició otra experiencia a distancia auspiciada por la División de Educación a la Comunidad, del Departamento de Instrucción Pública, dirigido a los adultos  de las áreas rurales y utilizaba películas, radio, libros, folletos, carteles y discos fonográficos en su labor educativa (Ocasio, 2007). En la década del 50, las estación de televisión del Gobierno, WIPR, trató de coordinar trabajos con el currículo adscrito al Departamento de Instrucción Pública. En los 80, la Universidad de Puerto Rico experimentó con cursos pregrabados para ser transmitidos por televisión. Hoy día, la oferta a distancia de varias instituciones de educación superior ha ido en aumento, apoyada por las tecnologías. Es tanta la influencia actual de estas tecnologías digitales, que es por ello que la pueden llamar e-learning, aprendizaje a distancia o educación online. Aunque sean varias las maneras de llamarla, los elementos comunes de todas los términos es que es un tipo de instrucción que se produce entre dos partes (un aprendiz y un instructor) y se puede llevar a cabo en diferentes momentos y lugares, utilizando diferentes formas y materiales de instrucción.

¿Por qué fomentar la educación a distancia?
Las razones para añadir como otra opción a nuestra oferta académica la educación a distancia  son varias.  Primero, permite mayor flexibilidad de horario a los estudiantes para tomar sus cursos.  Segundo, podríamos acercarnos a alumnos de otros países que tomarían cursos desde sus lugares de origen.  Esto ampliaría nuestra población y diversidad de estudiantes, enriqueciendo nuestra comunidad académica.  Tercero, permite el desarrollo del autoaprendizaje en el alumno, donde éste asume total responsabilidad sobre su aprendizaje.  Cuarto, nos acerca, tanto a profesores como a los alumnos, a las tecnologías digitales, tan necesarias en el mundo en que vivimos.

Finalmente, como mencionamos, las herramientas virtuales son las maneras más efectivas de comunicación en la educación a distancia.  Éstas también pueden resultar muy efectivas para la estructuración de clases de la forma tradicional, promoviendo el uso de otras herramientas de enseñanza y nuevas modalidades instruccionales.

La virtualización se ha expresado en una transformación de las modalidades tradicionales de la educación a distancia, pero también están transformando las aulas y la dinámica de enseñanza y aprendizaje presencial a partir del apoyo de plataformas y el uso de aplicaciones informáticas para adquirir competencias, simular la práctica profesional, verificar los aprendizajes conceptuales e incorporar nuevos recursos de aprendizaje (Rama, 2014, p.14).

 ¿Quiénes se benefician?
La educación a distancia es de gran beneficio para diversos grupos a quienes la Universidad sirve: estudiantes no tradicionales, profesionales con interés en la educación continua y estudiantes que interesan matricularse en cursos y programas únicos de alta demanda que se no se ofrecen en el sistema universitario en que estudian.  Además, podemos aunar a estudiantes extranjeros que geográficamente están lejos.  Por otra parte, los docentes también pueden mejorar la docencia a través de la educación a distancia incluyendo estrategias educativas de esta modalidad a los procesos de enseñanza.

¿Por qué apoyar la integración de la educación a distancia en la Escuela de Arquitectura?
En la Escuela de Arquitectura, integrar la modalidad de educación a distancia, es parte de nuestra misión, una cónsona con la del Recinto y el Sistema UPR.  Esto contribuye en los esfuerzos de internacionalización de la Escuela y en el proceso de transformación de la Biblioteca, de una tradicional a una más participativa en el proceso de aprendizaje e investigación.

Además, adelanta el cumplimiento del plan Diez para la Década al plantearse la necesidad que la Universidad precisa atemperar su oferta educativa y de servicios a las transformaciones en los campos del saber y los escenarios contemporáneos de vida (p.1).

La Política Institucional de Educación a Distancia de la Universidad de Puerto Rico (Certificación Número 73, 2006-2007) establece metas y provee una guía de sus fundamentos, entre éstas se incluyen:

  • Mantener una universidad actualizada tecnológicamente de manera que se optimicen sus funciones de docencia-aprendizaje incluyendo los recursos y productos de información.
  • Estimular y apoyar iniciativas de educación a distancia la cual contribuirán a la oferta programática; la internalización, la diversificación y el enriquecimiento de los ofrecimientos académicos (p. 1-2).

Por otra parte, en el Plan Operacional 2014-2015 de la Vice Presidencia de Asuntos Académicos en la Línea Operacional Número 1 del Presidente de la Universidad de Puerto Rico, Dr. Uroyoán R. Walker Ramos, incluye que hay que evaluar la Política de Educación a Distancia existente para establecer procedimientos que agilicen su implantación efectiva (p.22). Entre las metas que están relacionadas a esta iniciativa se mencionan:

  • La modernización de la operación tecnológica y procesal.
  • La internacionalización de la Universidad de Puerto Rico (p.25).

¿Cómo integrar la educación a distancia en la Escuela de Arquitectura?
Para integrar esta modalidad educativa hemos establecido el TIED desde el año 2014.  La oficina de Tecnología Instruccional y Educación a Distancia, TIED, está adscrita a nuestra Biblioteca de la Escuela de Arquitectura, su función es expandir los servicios de apoyo a la docencia y la investigación. Con esta nueva oficina, la Biblioteca asume un rol proactivo en la aplicación e incorporación de las tecnologías instruccionales para convertirse en productor de contenidos educativos trabajando en estrecha colaboración con la facultad.  Este servicio pone en posición de ventaja a nuestra Escuela en la producción de objetos de aprendizaje y viabiliza el poder desarrollar con mayor facilidad proyectos de educación a distancia. TIED cuenta con los técnicos de producción audiovisual, los señores Héctor Abreu Abreu y Luis Raúl Rodríguez Matos para asistir a todos los docentes y comunidad académica interesada.

En el año de fundación el TIED trabajó en diversos proyectos.  Entre ellos, Theopenshed.com de la Profa. Anna L. Georas en los cursos: ARQU 5995 Internado de Desarrollo Profesional y ARQU 6895 Continuación de Tesis;  el módulo instruccional Addressing Historical Amnesia de la Profa. Anna L. Georas en el curso ARQU 5995 Internado de Desarrollo Profesional; producción de vídeo informativo para la Colección Juvenil de la Profa. Jannette Babilonia de la Biblioteca Santiago Iglesias, hijo; módulos instruccionales para el Programa de Capacitación en Asuntos de la Ley 238 de la Dra. Eunice Pérez Medina del Centro de Excelencia Académica, CEA;  módulo instruccional Plagio, Comunidad de Práctica de Competencias de Información, dirigido a los estudiantes de primer año de bachillerato de todo el Sistema UPR, preparado por la Dra. Laurie Ortiz Rivera.

Este año 2015, la meta es continuar trabajando con todos los que soliciten nuestros servicios.  Pero además, estamos concentrados en la capacitación de nuestros profesores.  Esto les permitiría a los profesores nuestros diseñar cursos en esta modalidad y/o integrar las herramientas virtuales de los cursos a  distancia en sus cursos presenciales.

REFERENCIAS
Ocasio, A. (2007).  Historia de la Educación a Distancia en Puerto Rico. Recuperado de https://ocasio.wordpress.com/2007/11/05/historia-de-la-educacion-a-distancia-en-puerto-rico/ el 20 de septiembre de 2015.

J.L. Moore et al. (2011).  e-Learning, online learning, and distance learning environments: Are they the same? Internet and Higher Education,14 (2011) 129-135.
Garrison, Randy. (2000) Theoretical Challenges for Distance Education in the 21st Century: A Shift from Structural to Transactional Issues. International Review of Research in Open and Distance Learning: 1, 1. http://www.icaap.org/iuicode?149.1.1.2
Meléndez et al. (2014). Informe: Educación virtual y a distancia en Puerto Rico.
Agenda de Planificación de la Universidad de Puerto Rico, Diez para la Década. (2006). Aprobada por la Junta de Síndicos de la UPR, Certificación Núm. 123, 2005-2006, 19 diciembre de 2006.
Informe Administrativo del Presidente de la UPR, Dr. Uroyoán R. Walker Ramos ante la Junta Universitaria (3 septiembre 2014). Universidad de Puerto Rico: Administración Central.
Política Institucional de Educación a Distancia de la Universidad de Puerto Rico (2 julio 2007), Certificación Núm. 73, 2006-2007. Aprobada por la Junta de Síndicos de la UPR.
Visión Universidad 2016 Plan Estratégico, Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Aprobado por el Senado Académico Recinto de Río Piedras, Universidad de Puerto Rico, Certificación Núm. 26 2006-2007, 19 octubre 2006.